Facebook Twitter Tumblr Close Skip to main content
A Project of The Annenberg Public Policy Center
SciCheck’s COVID-19/Vaccination Project

No existen pruebas de que la vacunación contra el COVID-19 aumente el riesgo de cáncer, a pesar de publicaciones

No existen pruebas de que la vacunación contra el COVID-19 aumente el riesgo de cáncer, a pesar de publicaciones

No se ha demostrado que las vacunas contra el COVID-19 causen o aceleren el cáncer. Sin embargo, quienes se oponen a las vacunas dicen que un nuevo artículo de revisión “ha descubierto que las vacunas de ARNm contra el COVID-19 podrían ayudar al desarrollo del cáncer”. Las conclusiones de la revisión se basan principalmente en la interpretación errónea de un estudio sobre vacunas de ARNm contra el cáncer en ratones. 

Publicaciones plantean preocupaciones infundadas sobre el aluminio en las vacunas

Publicaciones plantean preocupaciones infundadas sobre el aluminio en las vacunas

Por muchas décadas se han utilizado pequeñas cantidades de aluminio para reforzar la respuesta inmunitaria a las vacunas. La exposición a altos niveles de aluminio se ha asociado a problemas cerebrales y óseos, pero no hay pruebas de que el nivel de exposición que proporcionan las vacunas provoque dicha toxicidad, al contrario de lo que se afirma en las redes sociales.

¿Cómo se entrega el ARNm de las vacunas a las células?

Las vacunas de ARN mensajero, o ARNm, funcionan instruyendo a una pequeña cantidad de células de una persona a producir proteínas específicas. En el caso de las vacunas de ARNm contra el COVID-19 aprobadas, las células producen la proteína de la espícula, un componente del virus que causa el COVID-19. 

Para que las vacunas de ARNm funcionen, no basta poner moléculas de ARNm en un vial e inyectarlas en el músculo de una persona. Una innovación que hizo que las actuales vacunas de ARNm fueran posibles fue el uso de lípidos para envolver las moléculas de ARNm. 

Un estudio confirma en gran medida los efectos secundarios ya conocidos y poco comunes de la vacuna contra el COVID-19

Un estudio confirma en gran medida los efectos secundarios ya conocidos y poco comunes de la vacuna contra el COVID-19

Un estudio internacional de cerca de 99 millones de personas confirma los efectos secundarios graves ya conocidos de las vacunas contra el COVID-19. También identifica una posible relación entre la primera dosis de la vacuna de Moderna y un pequeño riesgo de afección neurológica. Publicaciones en redes sociales sobre el estudio omitieron información sobre los beneficios de las vacunas y lo poco comunes que son los efectos secundarios.

Publicaciones utilizan un video descontextualizado de un funcionario de la FDA para engañar sobre la seguridad de las vacunas contra el COVID-19

Publicaciones utilizan un video descontextualizado de un funcionario de la FDA para engañar sobre la seguridad de las vacunas contra el COVID-19

Dado el intenso escrutinio y el gran número de dosis administradas, los informes de posibles efectos secundarios presentados al sistema de control de seguridad de las vacunas aumentaron con las vacunas contra el COVID-19. El elevado número de informes no significa que las vacunas sean inseguras, contrariamente a lo que sugieren publicaciones que comparten un video de un funcionario directivo de la FDA admitiendo el aumento.

Artículo de revisión escrito por propagadores de desinformación engaña sobre las vacunas de ARNm contra el COVID-19

Artículo de revisión escrito por propagadores de desinformación engaña sobre las vacunas de ARNm contra el COVID-19

Las vacunas de ARNm contra el COVID-19 tienen un buen historial de seguridad y han salvado millones de vidas. Pero publicaciones virales afirman lo contrario, citando un reciente artículo revisado por pares, escrito por conocidos propagadores de desinformación sobre el COVID-19 y publicado en una revista científica controvertida. El artículo repite afirmaciones previamente desacreditadas.

Publicaciones virales hacen mal uso de un estudio en ratas para hacer afirmaciones infundadas sobre las vacunas contra el COVID-19 y el autismo

Publicaciones virales hacen mal uso de un estudio en ratas para hacer afirmaciones infundadas sobre las vacunas contra el COVID-19 y el autismo

La vacunación contra el COVID-19 durante el embarazo beneficia tanto a la madre como al bebé. Los efectos secundarios suelen ser leves y los estudios no muestran efectos negativos en el bebé. Un criticado estudio en el que se administraron vacunas contra el COVID-19 a ratas embarazadas, no demuestra que las vacunas causen autismo ni que las personas no deban vacunarse contra el COVID-19, al contrario de lo que se afirma.

Video de Tucker Carlson difunde falsedades sobre las vacunas contra el COVID-19 y un acuerdo de la OMS

Video de Tucker Carlson difunde falsedades sobre las vacunas contra el COVID-19 y un acuerdo de la OMS

Contrariamente a las afirmaciones amplificadas por el podcastero Bret Weinstein durante una entrevista con Tucker Carlson, las vacunas contra el COVID-19 no han matado a 17 millones de personas, sino que han salvado millones de vidas en todo el mundo. Weinstein también caracterizó de forma inexacta un acuerdo sobre pandemias de la Organización Mundial de la Salud y otros cambios propuestos, afirmando que pretenden arrebatar “la soberanía personal y nacional”.