Facebook Twitter Tumblr Close Skip to main content
A Project of The Annenberg Public Policy Center
SciCheck’s COVID-19/Vaccination Project

¿Qué tan seguras son las vacunas?


This article is available in both English and Español

No se encontraron problemas de seguridad en ninguno de los ensayos clínicos de las dos vacunas aprobadas para el uso en Estados Unidos.

El 13 de abril, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) y la  Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE. UU. (FDA, por sus siglas en inglés) recomendaron “una pausa en el uso” de la vacuna de Johnson & Johnson. Las agencias levantaron la pausa el 23 de abril, poco despúes de que el Comité Asesor sobre Prácticas de Vacunación de los CDC (ACIP, por sus sigles en inglés) votara 10-4 para continuar con el uso de la vacuna incluyendo una advertencia sobre un un tipo grave pero muy poco frecuente de coágulo de sangre junto con niveles bajos de plaquetas que ocurrió mayoritariamente en mujeres de entre 18 y 49 años de edad. En su reunión del 23 de abril, el ACIP reportó que al 21 de abril había 15 casos del tipo muy poco común de coágulo con niveles bajos de plaquetas entre mujeres, incluyendo tres muertes, en cerca de 8 millones de vacunaciones.  

Desde que las vacunas de Pfizer/BioNTech y Moderna se comenzaron a administrar en diciembre de 2020, un pequeño número de personas en Estados Unidos han tenido reacciones alérgicas serias tras recibir la vacuna. 

Es de esperar que cualquier vacuna produzca algunas reacciones alérgicas, incluyendo una reacción alérgica que puede poner en riesgo la vida llamada anafilaxia. Afortunadamente, este tipo de reacción grave es típicamente muy escasa, ocurre a minutos de la vacunación y puede ser tratada. 

Según un informe de los CDC, al 18 de enero hubo 2,5 casos de anafilaxia por millón de dosis de la vacuna de Moderna y 4,7 casos por millón de la vacuna de Pfizer/BioNTech. Aquellas personas que desarrollan anafilaxia generalmente reciben epinefrina, la droga que contienen los EpiPens. Ninguna de esas reacciones condujo a la muerte. 

El 26 de febrero Johnson & Johnson anunció haber recibido un reporte de una reacción alérgica grave llamada anafilaxia en Sudáfrica.

Todas las personas que reciban una vacuna deben permanecer en observación por 15 minutos luego de recibir la vacuna para asegurarse de que cualquier reacción alérgica sea identificada y tratada. Aquellos que hayan sufrido de anafilaxia o cualquier otro tipo de reacción alérgica a alguna vacuna o terapia inyectable deben ser monitoreados durante al menos media hora. Las personas que han tenido reacciones alérgicas serias a una primera dosis o a alguno de los ingredientes en las vacunas de Moderna, Pfizer/BioNTech o J&J no deberían ser vacunados. Quienes no deban recibir un tipo de vacuna contra el COVID-19 deben permanecer en observación por 30 minutos si es que reciben otro tipo de vacuna.