Facebook Twitter Tumblr Close Skip to main content
A Project of The Annenberg Public Policy Center
SciCheck’s COVID-19/Vaccination Project

¿Qué evidencia hay para el uso de mascarillas contra el coronavirus?


This article is available in both English and Español
Esta imagen del National Institute of Standards and Technology ilustra el flujo de aire al toser con y sin mascarilla. Crédito: M. Staymates/N. Hanacek/NIST.

Hay múltiples líneas de evidencia que apoyan el uso de mascarillas para limitar la propagación del coronavirus. Pruebas hechas en laboratorios, por ejemplo, muestran que las mascarillas pueden bloquear parcialmente las gotitas o partículas que se liberan al exhalar, que se consideran la vía principal de propagación del virus. Estudios donde se analizó a personas que tuvieron contacto con alguien con COVID-19 también demostraron que el uso de mascarillas se asoció a una disminución del riesgo de contraer el virus. Similarmente, varios estudios documentan una relación entre comunidades que voluntariamente reportaron el uso de mascarillas y el control del virus, o la implementación de una orden para usar mascarillas  seguida de una disminución de casos de COVID-19. 

Si bien cada uno de estos estudios tiene sus limitaciones, colectivamente, la mayoría de los expertos coinciden en que probablemente las mascarillas reducen la propagación del coronavirus y por lo tanto debieran ser usadas por miembros del público cuando estén alrededor de otras personas. Algunas investigaciones muestran que las mascarillas también pueden proteger a quien las usa. 

Sin embargo, las mascarillas no deben considerarse como a prueba de todo, ya que ninguna mascarilla ofrece protección total para el que la usa o para los demás. Para un rendimiento óptimo, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades recomiendan elegir mascarillas que se ajusten bien a la cara y tengan múltiples capas. Para obtener más información, consulte nuestra historia en SciCheck, “Nuevos hallazgos científicos sobre uso de mascarillas y COVID-19.”