Facebook Twitter Tumblr Close Skip to main content
A Project of The Annenberg Public Policy Center
SciCheck’s COVID-19/Vaccination Project

¿Cómo se probaron las vacunas?


This article is available in both English and Español

Las vacunas autorizadas se probaron primero en ensayos clínicos de frases tempranas, en donde los científicos evaluaron diferentes dosis, buscando determinadas respuestas inmunitarias y monitoreando a la vez potenciales problemas de seguridad. Las vacunas que pasaron ese primer grupo de pruebas fueron luego evaluadas en ensayos de fase 3 para determinar su eficacia en prevenir la enfermedad y su seguridad. . Los ensayos de fase 3 de Moderna incluyeron cerca de 30.000 voluntarios, mientras que los de Pfizer/BionTech y Johnson & Johnson incluyeron cerca de 44.000 cada uno. En cada uno de esos grupos, la mitad de los participantes recibió un placebo y la otra mitad recibió la vacuna, y luego se le hizo un seguimiento a los voluntarios por varios meses para ver si se enfermaban con COVID-19 o tenían reacciones adversas. 

Los ensayos fueron supervisados por juntas de vigilancia de datos y seguridad independientes y los resultados no solo fueron revisados por la Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE.UU. (FDA, por sus siglas en inglés), que tomó la decisión de autorizar vacunas para el uso de emergencia, sino que también por un panel de expertos externos que aconsejó a la FDA. Otro grupo independiente, el Comité Asesor sobre Prácticas de Vacunación de los CDC (ACIP, por sus siglas en inglés) también revisó las estadísticas y recomendó el uso de las vacunas.