Skip to main content
A Project of The Annenberg Public Policy Center

Video tergiversa comentarios de Fauci sobre vacuna contra COVID-19


This article is available in both English and Español

Resumen rápido

Un video sumamente visitado en Facebook distorsiona una entrevista de CNN con el Dr. Anthony Fauci para sugerir, equivocadamente, que una vacuna contra el COVID-19 autorizada en Estados Unidos “no lo protege contra el covid”. La vacuna sí protege contra el COVID-19, que es la enfermedad causada por el coronavirus. Fauci estaba simplemente alertando que es posible que la vacuna no prevenga a todos de contraer el virus. 


Historia completa

Un popular video que agrega voz en off a las imágenes de una entrevista televisada con el director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas Dr. Anthony Fauci cuestiona incorrectamente la eficacia de una de las dos vacunas contra el COVID-19 autorizadas para el uso en Estados Unidos. 

“Entonces la vacuna no lo protege contra el covid ???” es el título del video publicado en Facebook. De hecho, como Fauci explica en la entrevista, la vacuna sí protege contra el COVID-19, que es la enfermedad causada por el nuevo coronavirus. Sin embargo, puede que no proteja contra la infección con el virus SARS-CoV-2, que a veces no causa la enfermedad en ciertas personas. 

El video, que ha acumulado más de 468.000 visitas y ha sido compartido más de 14.000 veces, fue publicado por TAHO, un grupo que dice ser una organización no gubernamental “para incentivar a los jóvenes a participar en actividades agrícolas”. La foto del grupo en Facebook incluye la imagen de un mapa de África, y el grupo está administrado por personas en Gana y el Reino Unido. Muchas de sus publicaciones, incluyendo el video de Fauci, terminan con la frase: “Juventud Africana Reflexiona”. 

El video dura cerca de dos minutos y contiene un segmento de la entrevista que Chris Cuomo, de CNN, realizó con Fauci el 10 de diciembre. La entrevista seguía la noticia de la decisión de un comité asesor independiente de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) de recomendar la aprobación de la vacuna de Pfizer/BioNTech, argumentado que los beneficios superan a los riesgos; lo que prácticamente garantizaba que la agencia le daría luz verde a la vacuna. Al día siguiente, la FDA, como era de esperar, le otorgó a la vacuna una autorización de uso de emergencia, la primera para cualquier vacuna contra el COVID-19 en Estados Unidos. 

Otra vacuna, de la compañía de biotecnología Moderna, siguió el mismo proceso una semana después. Esa vacuna también evita la enfermedad, pero no se sabe aún si evita la infección.

El clip comienza con Cuomo preguntándole a Fauci por qué todavía va a ser necesario que la gente use mascarillas, incluso después de haber recibido la vacuna. Fauci explica que tiene que ser así porque aunque la vacuna hace un excelente trabajo protegiendo a la gente de la enfermedad, hay posibilidades de que no prevenga la infección; e inicialmente, todavía va a haber mucho virus circulando en la población. 

“Se puede prevenir que usted contraiga la enfermedad clínica, pero puede que de todas formas contraiga la infección y tenga el virus en su nasofaringe”, dijo. “No estamos seguros, a estas alturas, de que la vacuna lo proteja de infectarse”. 

Aquí una voz interrumpe para repetir la última frase de Fauci en tono sugestivo, antes de dejarlo continuar. “Si sabemos con certeza que es muy, muy buena, 94%, 95% en protegerlo contra una enfermedad clínicamente reconocible”, dice Fauci.  

En este punto la voz interrumpe nuevamente: “¿Una enfermedad clínicamente reconocible, pero no COVID?” La pregunta insinúa que hay algo sospechoso en lo que dijo Fauci, pero no lo hay. Está solo haciendo la distinción entre infección y enfermedad. 

Específicamente, la vacuna de Pfizer/BioNTech fue probada en un ensayo clínico aleatorio de fase 3 en el cual se contó a la gente como teniendo COVID-19 si es que desarrollaban al menos un síntoma de la enfermedad (tal como fiebre, tos o dificultad respiratoria) y obtenían un resultado positivo en la prueba para detectar el virus SARS-CoV-2 dentro de cuatro días. 

Usando esta definición, que es bastante abierta, la vacuna tuvo un 95% de efectividad en evitar la enfermedad del COVID-19 en adultos.

La vacuna de Moderna, para la cual los resultados generales ya eran conocidos al momento de la entrevista en CNN, tuvo una efectividad similar (94,1%) definiendo como casos de COVID-19 a aquellos con al menos dos síntomas sistémicos, como fiebre, escalofríos o dolor de cabeza; y un síntoma respiratorio, además de una prueba positiva para SARS-CoV-2. 

Los ensayos clínicos, sin embargo, no evalúan inmediatamente qué tan buenas son las vacunas para prevenir la infección. Esto es particularmente relevante con el COVID-19, porque aunque mucha gente desarrolla al menos un síntoma, una parte de la población no tiene síntomas. Por lo tanto es probable que la vacuna de dos dosis mantenga a la gente saludable (el objetivo principal de las vacunas) pero que las personas vacunadas aún puedan infectarse y transmitir el virus sin saberlo. Por eso, el consejo de Fauci, al menos por ahora, es continuar usando mascarillas y respetar las precauciones de salud pública, que es también lo que aconsejan los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés). 

Como hemos escrito anteriormente, hay una buena probabilidad de que las vacunas autorizadas contra el COVID-19 ayuden a limitar la transmisión en algún grado, como ya es común con vacunas que no pueden proteger contra la infección, pero sí contra la enfermedad. Pero de todas formas, la pregunta permanece abierta en el caso de las vacunas para el COVID-19. 

El video vuelve a engañar cuando la voz en off repite lo dicho por Fauci, cuando dice que la vacuna protege a la gente contra casos de “enfermedad severa” y luego pregunta: “Bueno, entonces, ¿cómo llama él al COVID, si eso no es serio?”

La pregunta malinterpreta al COVID-19 y las diferentes maneras en que afecta a cada persona. Como hemos explicado, la infección del SARS-CoV-2 no siempre produce síntomas en la gente. Para la mayoría de los individuos, los síntomas son relativamente moderados. Pero en algunos pacientes, particularmente aquellos que son mayores o que tienen ciertas condiciones médicas, el COVID-19 puede ser letal; y para otros, los síntomas pueden permanecer

Fauci se refiere a la capacidad de la vacuna de prevenir un caso severo de COVID-19. En ambos ensayos clínicos, el de Pfizer/BioNTech y de Moderna, los casos de enfermedad severa fueron definidos por la presencia confirmada de COVID-19 y al menos un signo de dolencia grave, tal como niveles de oxígeno en la sangre bajo 93%, fallas respiratorias o admisión en la unidad de cuidados intensivos. 

En el ensayo clínico de Moderna, todos los 30 casos de COVID-19 severo, al momento de la evaluación de la FDA, ocurrieron en el grupo de placebo. Otro caso severo fue identificado más tarde en el grupo de la vacuna. Pocos voluntarios del ensayo de Pfizer/BioNTech desarrollaron casos graves, por lo que es más difícil llegar a conclusiones definitivas, pero como la FDA explicó en su presentación, “la división de los casos sí sugiere protección en casos severos de COVID-19”. 

Traducido por Catalina Jaramillo.

Nota del editor: FactCheck.org no acepta avisos publicitarios. Dependemos de becas y donativos individuales de personas como usted. Por favor considere una donación. Puede donar usando su tarjeta de crédito a través de nuestra página. Si prefiere donar por cheque, envíelo a: FactCheck.org, Annenberg Public Policy Center, 202 S. 36th St., Philadelphia, PA 19104.