Facebook Twitter Tumblr Close Skip to main content
A Project of The Annenberg Public Policy Center
SciCheck’s COVID-19/Vaccination Project

Viuda de Marvin Hagler refuta rumores sobre muerte del boxeador


This article is available in both English and Español

Compendio SciCheck

El pugilista Marvin “Maravilla” Hagler, integrante del Salón de la Fama del Boxeo, “murió el 13 de marzo por causas naturales”, según un comunicado publicado en su página web. Su viuda, Kay Hagler, escribió en Facebook que su muerte no fue consecuencia de la vacuna contra el COVID-19, tal como usuarios han afirmado en las redes sociales sin aportar evidencias.


Historia completa

No hay evidencia de que la muerte a los 66 años de edad de Marvin “Maravilla” Hagler, un excampeón del peso mediano, haya sido causada por una vacuna contra el COVID-19, tal como algunos usuarios han afirmado en redes sociales. Es la segunda vez este año que escribimos sobre versiones infundadas de que las vacunas causaron la muerte a un atleta afroestadounidense famoso.

La viuda, Kay Hagler, anunció en Facebook el 13 de marzo que Hagler falleció ese día de manera sorpresiva. Menos de 48 horas después, la viuda regresó a la red social para refutar los rumores que circulaban en línea sobre la causa de muerte de su esposo.

“Seguro que no fue la vacuna la causa de su muerte”, escribió la viuda el 15 de marzo en una página web legítima de admiradores de Hagler. “Mi bebé se fue en paz con su sonrisa (habitual) y éste no es el momento de decir disparates”.

TMZ Sports reportó que James Hagler, uno de los hijos del legendario boxeador, dijo que su padre falleció después de que fuera al hospital con dolores en el pecho y dificultad para respirar. Un mensaje publicado posteriormente en la página web oficial de Hagler afirmó que murió de “causas naturales cerca de su hogar en New Hampshire”.

El breve comunicado no aportó más detalles.

Numerosos mensajes en las redes sociales sobre el supuesto vínculo entre la muerte de Hagler y una vacuna contra el COVID-19 estuvieron fundamentados únicamente en una publicación de Thomas Hearns, uno de sus rivales más famosos en el cuadrilátero.

El día que Hagler falleció, Hearns escribió en Instagram (en un mensaje que ya no está) invitando al público a orar por su amigo y antiguo contrincante, sobre quien dijo había sufrido complicaciones tras haberse vacunado.

“Un verdadero guerrero Oren por el rey y su familia … ¡Él está en la UCI luchando contra los efectos secundarios de la vacuna!”, escribió Hearns sin precisar la fuente de esa información. 

En Facebook, Kay Hagler nunca dijo si su esposo había sido vacunado contra el COVID-19.

Marvin Hagler en la entrega de premios Laureus World Sports del 2019. Foto: Christian Alminana/Getty Images for Laureus

En un mensaje posterior, que también fue eliminado, Hearns indicó que su publicación previa sobre Hagler no buscaba ser parte de una “campaña anti vacuna”.

Pero ese fue exactamente el uso que algunos en las redes sociales le dieron a su mensaje.

“La vacuna mató a Marvin Hagler”, escribió en Twitter un usuario que incluyó un pantallazo con los comentarios de Hearns en Instagram.

En otro mensaje referido al comentario inicial de Hearns, un usuario de Facebook escribió que “Marvin Hagler murió a los 66 años tras recibir la vacuna contra el Covid. Cuándo reaccionarán las personas. Miles están muriendo y decenas de miles están siendo lastimados por la vacuna”.

Pero aún si Hagler recibió la vacuna antes de su muerte, es erróneo asumir que la vacuna causó el deceso. SciCheck ha escrito previamente sobre esa lógica torcida.

Los Centros para la Prevención y Control de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) han enfatizado que las tres vacunas contra el COVID-19 aprobadas para uso de emergencia en Estados Unidos son seguras y efectivas.

Los CDC señalan que efectos secundarios comunes incluyen fatiga, dolor de cabeza, escalofríos, fiebre y náusea, así como dolor e hinchazón en el lugar del pinchazo.

Pero reacciones alérgicas más severas son “raras” y según los CDC han “afectado a entre dos y cinco personas por cada millón de vacunados aproximadamente ” en Estados Unidos de acuerdo a eventos reportados al Sistema para Reportar Reacciones Adversas a las Vacunas (VAERS, por sus siglas en inglés). Cualquier persona puede presentar un reporte al VAERS, sin importar si una reacción ocurrida después de la inyección se considera vinculada a la vacuna.

Médicos adscritos a los CDC y a la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) han investigado los 1.913 reportes recibidos en VAERS sobre personas fallecidas que habían recibido la vacuna contra el COVID-19  hasta el 16 de marzo y “no hallaron evidencia alguna de que la vacunación hubiera contribuido a las muertes de los pacientes”.

Más de 109 millones de dosis de la vacuna contra el COVID-19 se han aplicado hasta este momento en Estados Unidos.

Traducido por Luis Alonso Lugo.

Nota del editor: FactCheck.org no acepta avisos publicitarios. Dependemos de becas y donativos individuales de personas como usted. Por favor considere una donación. Puede donar usando su tarjeta de crédito a través de nuestra página. Si prefiere donar por cheque, envíelo a: FactCheck.org, Annenberg Public Policy Center, 202 S. 36th St., Philadelphia, PA 19104.